Volver al inicio

Blog

Jueves, 03 Noviembre
metodologia ideas

Metodología para ideas de negocio

Puede que ahora sea el momento en que quieras reflexionar acerca de tu próxima gran idea, que impulse a tu empresa, a tu startup, o conseguir una solución en relación a un problema al que llevas días o meses dándole vueltas.

En ocasiones nos sentimos en una especie de atasco mental, por eso te presentamos una guía de métodos para ayudarte a ti o a tu equipo a generar el mayor número de ideas, decidir entre todas ellas cual es la mejor o dar posibles soluciones a determinados problemas.

Un proceso de búsqueda de soluciones persigue desde un primer momento disponer del máximo número de ideas posibles. En general lo ideal sería la calidad y no la cantidad. Sin embargo en un método como el brainstorming la calidad llega en un momento posterior.

Algunas metodologías o técnicas sencillas para la generación de ideas:

  • -Brainstorming o tormenta de ideas: Aquí se busca la creatividad. Este método es una técnica de pensamiento creativo. Consiste en lanzar una gran cantidad de ideas para resolver un problema determinado. Se comentan o se escriben las ideas sin importar la calidad de las mismas. Incluso en algunos casos lo primero que se nos puede pasar por la cabeza puede ser el origen de una gran idea que impulse nuestro negocio. Cuando ya se han lanzado multitud de ellas, nos focalizamos cada vez más y van saliendo las posibles soluciones. Es importante en este punto no criticar las reflexiones de los demás integrantes del equipo, de cualquier idea puede surgir la verdadera solución a un problema.
  • -Métodos de velocidad: esta técnica consiste en ejercitar la mente diariamente alrededor de un mismo problema, cronometrando en cierta medida el tiempo que tardamos en generar una determinada reflexión. Cada día las ideas, están más enfocadas en el problema y serán de mejor calidad.
  • -Futurismo: básicamente, consiste en echar a volar la imaginación. Pensar en cómo resolveríamos un problema si existieran tecnologías, materiales y procesos que hoy en día no existen o no tenemos acceso a ellos. Posteriormente, nos centraremos en cómo solucionarlo hoy, que tecnología o recurso impide llevarlo a cabo y que método alternativo podemos emplear sin esos recursos.

Aunque estemos acostumbrados a trabajar la mayor parte del tiempo con texto, las ideas muchas veces pueden ser mejor plasmadas en formato gráfico. Tardamos menos tiempo en visualizarlas y entender los conceptos básicos.

Los mapas mentales o mind maps son un método muy eficaz para extraer y memorizar información mediante la presentación de ideas o conceptos. Son una forma lógica y creativa de tomar notas y expresar ideas que consiste, literalmente, en cartografiar las reflexiones sobre un tema.

Ya sea desde el comienzo de un proyecto hasta diagramas más profundos y complejos, resolver un problema o generar una idea a través de un mind map es efectivo y ameno.

También es una excelente forma de resumir presentaciones y mantener a la audiencia involucrada con una presentación más amena. Se pretende que entiendan las ideas básicas en menos tiempo y de una forma más efectiva.

Te presentamos algunas herramientas gratuitas online para realizar mapas mentales en menos tiempo y con una presentación más vistosa:

  • Bubbl.us: En su versión gratuita nos permite realizar hasta tres esquemas o mapas conceptuales de una forma sencilla y atractiva. Los mapas o esquemas pueden ser exportados como imagen e insertados en nuestras presentaciones.
  • MindMeister: es una herramienta de elaboración de mapas mentales en línea que te permite capturar, desarrollar y compartir ideas de forma visual. Tiene un plan básico muy completo y gratuito.
  • Litpen: un lugar para almacenar tus ideas y modificarlas o construir sobre ellas a tu propio ritmo, a través de figuras hexagonales en una especie de panal.

 

Consejos para aprovechar estas técnicas y exprimirlas para obtener los mejores resultados:

  • No dejes que el miedo te impida explorar nuevas ideas. Piensa en lo que te asusta y que pasaría si llevaras a cabo una idea determinada.
  • Siempre que estés en un proceso de generación de ideas o resolución de problemas, es vital disponer en todo momento de un cuaderno de apuntes o similar, para no dejar escapar ninguna idea o reflexión que nos venga a la mente o se nos ocurra observando o investigando en nuestro día a día. También, de esta manera quedan pruebas evidentes de que la idea es nuestra o en qué día o momento se nos ha ocurrido.
  • Haz una pausa y tómate un descanso. Descansa y recarga tus energías y tu mente para motivar la creatividad y evitar el desgaste, que es el mayor enemigo de las grandes ideas.

 

¿Quieres profundizar más en las metodologías para trabajar las ideas de negocio? Os dejamos algunos contenidos para que saquéis más partido a este post:

  • 34 técnicas para detectar ideas de negocio innovadoras: Ver post
  • 7 pasos para generar nuevas ideas: Ver post
  • Técnicas creativas para generar nuevas ideas de negocio: Ver post

¿Qué técnicas conoces para generar ideas, reflexiones o soluciones? Seguro que en tu día a día utilizas algunas muy eficientes que te ayudan a ti o a tu equipo a conseguir vuestros objetivos, mejorar vuestros procesos e impulsar vuestro negocio. ¡Cuéntanos tu método y ayúdanos a mejorar!

 


LEAVE A COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jueves, 27 Octubre
design thinking

Design Thinking: una metodología de trabajo enfocada en la eficacia

Si la semana anterior os hablábamos de una metodología útil para el emprendimiento como es Lean Startup, en este post os contamos una no menos trascendental y emergente. Un nuevo concepto sobre el que muchos emprendedores basan a día de hoy sus proyectos más innovadores.

Hablamos del Design Thinking, una metodología de trabajo enfocada en la eficacia cuya estrategia se centra en entender bien al usuario y dar así una solución. Esta forma de trabajo es heredada de los diseñadores, quienes partiendo de una situación emocional y de entorno, solucionan los problemas de los clientes tecnológicamente, siempre que sea factible y viable desde el punto de vista tecnológico y económico. Podéis verlo en una infografía.

Lo que más puede llamar la atención de esta forma de trabajo es que no sigue un proceso lineal, sino que permite hacer saltos temporales en el desarrollo del proyecto.

Design Thinking reposa sobre 5 etapas fundamentales:

Empatiza. Comprender las necesidades de los usuarios y ponerse en su lugar es fundamental para entender la realidad a la que nos enfrentamos con nuestro proyecto.
Define ¿Qué es lo realmente valioso del proceso anterior? Necesitamos hacer una criba de lo realmente importante de las ideas y conceptos, eliminando lo que no aporta valor para poder lograr ideas más definidas, más útiles.
Idea. La etapa más creativa del Desing Thinking, en la que “todo vale” en un primer lugar. Siempre y cuando nos enfoquemos de un modo objetivo en solucionar el problema o necesidad principal.
Prototipa. Hacemos esas ideas realidad y las llevamos a una maqueta o prototipo que incorpora la interfaz de usuario, extrayendo conceptos y convirtiéndolos así en soluciones.
Testa. Última y definitiva fase de esta metodología, donde probamos la eficiencia y fallos de nuestros prototipos resolviendo las carencias que nuestra idea pudiese tener gracias a usuarios que testan el producto.

Son grandes empresas las que utilizan hoy en día este modelo de desarrollo, como Zara, Google o Apple, quienes no temen testar sus productos hasta definir el producto ideal, aquel que funciona entre su público objetivo, cubriendo diferentes necesidades del mercado actual.

Y tú, ¿Nos puedes contar algo más sobre Design Thinking?


LEAVE A COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jueves, 20 Octubre
Lean Startup emprendedores

¿Qué es Lean Startup?

Lean Startup es una metodología para el desarrollo de nuevos modelos de negocio, una de las técnicas más aceptadas en los últimos años en el ámbito empresarial.

Para entender el éxito de ésta metodología debemos entender primero en qué consiste y cuáles son sus ventajas para cualquier emprendedor.

Esta disciplina fue desarrollada por Eric Ries y procede a su vez de Japón, del “lean manufacturing”: en esencia invitaba a desprenderse de todo gasto y recursos que no vayan destinados a crear valor para el consumidor final, focalizándose en los objetivos, siendo así más eficientes y dando un mayor valor a las piezas fundamentales de la cadena de producción.

La metodología de Eric Ries nace en Silicon Valley, y se basa en la creación de un mínimo producto viable (MVP) que pueda activarse lo antes posible, producto que estará sometido a la prueba de fuego del consumidor final y que iremos mejorando y sofisticando en base a los datos y mediciones resultantes de su puesta en marcha. El proceso se retroalimenta en un ciclo constante de construcción de producto, medición de datos y aprendizaje para mejorarlo.

Zappos es un caso y ejemplo real de aplicación de esta disciplina. Fueron absorvidos por Amazon en 2009, pero su crecimiento en plena burbuja puntocom y su éxito tienen mucho que ver con la metodología de lanzamiento. Hablamos del año 1999 cuando existían serias dudas sobre si un comercio online de zapatos podría triunfar. Con una inversión muy reducida Nick Swinmurm montó una página básica de venta de zapatos con fotos de los productos obtenidas de comercios locales, y el compromiso de atender a los posibles clientes online y realizar él mismo los envíos si las ventas se producían. Una vez comprobado que el modelo funcionaba y que había demanda fue cuando desarrolló su negocio teniendo en cuenta además todo lo aprendido en esa fase de prueba.

Y es que Lean Startup es un ciclo pensado para emprendedores que no pueden asumir riesgos de gran magnitud, uno de sus mayores temores y por lo tanto una de las barreras a las que un emprendedor se enfrenta al abordar su modelo de negocio.

Pero, ¿cómo ayuda ésta metodología a reducir riesgos en una startup?

Partiendo básicamente de un modelo experimental, itinerante y con un aprendizaje validado. Tomar el emprendimiento como un experimento del que podemos obtener conocimiento, haciendo realidad la teoría y sirviéndonos de los errores cometidos como bases de las que aprender (ahorrar tiempo y dinero a la empresa) según el autor de dicha metodología.

Podríamos resumir ésta filosofía en tres pilares fundamentales: un mínimo producto viable, un proceso y unos principios. Ahora, ¡anímate a emprender!

 


LEAVE A COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

santalucía IMPULSA

santalucía IMPULSA
Imported Layers Copy 2 Created with Sketch.
Imported Layers Created with Sketch.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR